El uso a corto plazo de una dieta muy baja en calorías (DMBC) es muy efectivo para mejorar rápidamente el control glucémico y para promover la pérdida de peso significativo en pacientes obesos con diabetes tipo II.

Además, una DMBC incrementa la secreción de insulina y reduce el sustrato para la gluconeogénesis. Por lo tanto, un tratamiento con DMBC puede mejorar el control glucémico por medio de factores independientes de la restricción calórica